Reseña del taller Construyendo el Liderazgo de las mujeres

TALLER: CONSTRUYENDO EL LIDERAZGO DE LAS MUJERES

En el marco del Programa de Mujeres, los días 18, 19 y 20 de enero de 2019, reunidas en el local del Frente Auténtico del Trabajo, mujeres provenientes de diferentes Estados y Organizaciones pertenecientes al FAT, asistimos al Taller: Construyendo el Liderazgo de las Mujeres. El objetivo principal del Taller se centró en analizar nuestras ideas acerca del liderazgo, entender los mitos, los obstáculos y los desafíos que enfrentan las mujeres; explorar los tipos y estilos de liderazgos que conocemos y si funcionan para nuestras Organizaciones; analizar la problemática que enfrentan las trabajadoras y cómo podemos construir nuevos liderazgos y fortalecer nuestras habilidades para enfrentar los retos que tenemos como mujeres dirigentes. A nuestro evento acudieron compañeras de Aguascalientes, Ciudad de México, Dolores Hidalgo, Guanajuato; Gómez Palacios, Durango; Nayarit, Monterrey y Chihuahua; dispuestas a aprender.

A través de diversas dinámicas se propició la reflexión sobre los mitos de liderazgo que históricamente se han construido en la sociedad, profundizando en los obstáculos que las mujeres enfrentamos al desarrollar nuestras actividades, los desafíos y cómo hemos logrado trascender a esos obstáculos y fortalecernos.

Entre los obstáculos y barreras que se expresaron son: el miedo, el temor a fracasar, la violencia que se hace presente en cada momento, el sexismo, la rivalidad entre las mujeres, la baja autoestima, el acoso sexual, la discriminación, la poca valoración del trabajo de las mujeres, los prejuicios, las cargas familiares, la falta de apoyo de las organizaciones para formar nuevos cuadros, la triple jornada, etc. Con relación a las soluciones, se consideró que la capacitación y formación son elementos que nos ayudan a perder el miedo, a tener seguridad, a defender nuestros derechos y a ejercer nuestro liderazgo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Es importante destacar que se buscó concientizar de que, en diversos momentos al enfrentar situaciones, a veces extremas, nuestro liderazgo nos ha ayudado a encontrar soluciones, a veces a buscar apoyo, otras ocasiones a apoyar a otras compañeras o integrantes de la familia, a tomar la palabra y a vencer el miedo y decir lo que pensamos. Cada una expresó quién ha sido su mejor ejemplo de liderazgo en la vida y qué nos hace pensar que esa persona es un modelo a seguir en nuestro proceso de aprendizaje.

Se profundizó en los estilos de liderazgos y en la forma que se toman las decisiones en las Organizaciones, así como en las herramientas que tenemos para mejorar esa forma de tomar decisiones como la construcción de consensos.   Se expresó de manera clara la necesidad de construir liderazgos democráticos, auténticos, honestos que cumplan con el objetivo de ser líder, que orienten, influyan siempre en la perspectiva de buscar las mejores condiciones para las personas que integran la Organización. Un liderazgo con perspectiva de género.

Fue un taller muy reflexivo, participativo y con mucha sinergia entre las compañeras participantes; a la vez, fue emotivo y se propició la confianza para entablar un buen diálogo que nos permitió conocernos, saber de nuestras luchas en nuestro lugar de trabajo, en nuestra casa, en la comunidad. Asimismo, se comprendió que la sororidad nos ayuda a “levantarnos entre nosotras” y a entender nuestro sentir y nuestras vivencias para fortalecernos; El intercambio de experiencias a través de la dinámica “contando historias” nos hizo enriquecernos de las historias presentadas por cada una de nosotras y a admirarnos por la forma en que se enfrentan situaciones en ocasiones tan difíciles.

Entre las conclusiones que se expresaron es que el liderazgo se construye; que a través de la formación y la capacitación se pueden adquirir las herramientas para liderar procesos. Que quien ejerce un buen liderazgo debe tomar la iniciativa, ser incluyente, buscar el beneficio colectivo, conocer a su equipo de trabajo, orientar al grupo, motivar y valorar el trabajo y esfuerzo de cada integrante de nuestras Organizaciones.

Al final se entregó un reconocimiento a la participación y se realizó una evaluación del taller. Agradeciendo al Fondo Humanitario de los Steel Workers por todo el apoyo proporcionado para que estos eventos de formación se realicen; lo cual propicia el empoderamiento de las mujeres, el aprendizaje, las alianzas; estableciéndose el compromiso de que éste se replique en las zonas de trabajo.